lunes, 26 de marzo de 2007

Características de una persona adulta sexualmente sana

Lista de comportamientos de vida de un adulto sexualmente sano elaborado por el Consejo de Educación e Información sobre Sexualidad de los Estados Unidos (SIECUS).
• Valora su propio cuerpo.
• Busca información sobre la reproducción según sea necesario.

• Afirma que el desarrollo del ser humano comprende el desarrollo sexual, el cual puede o no incluir la reproducción o la experiencia sexual genital.
• Interactúa con ambos géneros de una manera respetuosa y adecuada.
• Afirma su orientación sexual y respeta la orientación sexual de los demás.
• Expresa su amor e intimidad en forma apropiada.
• Establece y mantiene relaciones significativas.
• Evita toda relación basada en la explotación y la manipulación.
• Toma decisiones con conocimiento de causa respecto a opciones de familia y estilos de vida.
• Muestra destrezas que mejoran las relaciones personales.
• Se identifica y vive de acuerdo con sus propios valores.
• Es responsable de sus propios actos.
• Practica la toma de decisiones eficaz.
• Se comunica de manera eficaz con su familia, sus compañeros y su pareja.
• Disfruta y expresa su sexualidad durante el transcurso de su vida.
• Expresa su sexualidad de manera congruente con sus propios valores.
• Es capaz de reconocer los comportamientos sexuales que realzan la vida y los que son perjudiciales para sí mismo o para los demás.
• Expresa su sexualidad a la vez que respeta los derechos de los demás.
• Busca información nueva que le permita mejorar su sexualidad.
• Utiliza métodos anticonceptivos de manera eficaz a fin de evitar embarazos no deseados.
• Evita el abuso sexual.
• Busca atención prenatal oportuna.
• Evita contraer o transmitir infecciones de transmisión sexual, ente otras el VIH.
• Practica comportamientos que promueven la salud, tales como reconocimientos médicos regulares, autoexámenes de los testículos o de los senos, e identificación oportuna de posibles problemas.
• Muestra tolerancia hacia personas con diferentes valores y modos de vida sexuales;
• Ejerce sus responsabilidades democráticas a objeto de tener influencia en la legislación relativa a los asuntos sexuales.
• Evalúa la repercusión de los mensajes familiares, culturales, religiosos, de los medios de comunicación y de la sociedad en los pensamientos, sentimientos, valores y comportamientos personales relacionados con la sexualidad.
• Promueve los derechos de todas las personas a tener acceso a información fidedigna acerca de la sexualidad.
• Evita los comportamientos que conllevan prejuicio e intolerancia.
• Rechaza los estereotipos respecto de la sexualidad de las diversas poblaciones.
(Fuente: Promoción de la salud sexual. Recomendaciones para la acción. ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUDORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Actas de una Reunión de Consulta convocada por: Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS). En colaboración con la Asociación Mundial de Sexología (WAS), celebrada en: Antigua, Guatemala del 19 al 22 de mayo de 2000)
Ilustración: Cuadro "The Bather", 1888 de Pierre-Auguste Renoir.